• Regresar a página principal
minilogosocial facebook box blue 24social twitter box blue 24   pasionporlavidalogosocial facebook box blue 24social twitter box blue 24
logo
grafiti

Entrevista a Lucy Esquivel: Las conquistas de las trabajadoras sexuales en Paraguay

Lucy Esquivel es la Presidenta de Unidas en la Esperanza, organización de trabajadoras sexuales en Paraguay. 

1461149 469644966480091 1907002233 nUnidas en la Esperanza es una organización de trabajadoras sexuales en Paraguay que nació en el año 2004 con el objetivo de poner un alto a las violaciones y atropellos a los derechos humanos que sufre  esta población y para reivindicar el trabajo sexual como profesión.

Desde ya diez años la organización trabaja incesantemente a diferentes niveles: empoderando a las trabajadoras sexuales, haciendo incidencia y abogacía en diferentes espacios de toma de decisiones para mejorar las condiciones en las cuales se realiza el trabajo sexual y fortaleciendo el acceso a los servicios de salud integral, incluyendo la prevención y tratamiento del VIH.

Como resultado del empoderamiento, Lucy Esquivel informa que “las mujeres trabajadoras sexuales han aprendido a reconocerse como sujeto de derecho. Hoy podemos decir: soy trabajadora sexual, tengo derecho a salud, educación y vivienda”. Al mismo tiempo la organización ha logrado un lento y gradual  cambio en la sociedad, que según Esquivel “ha ido reconociendo que las mujeres trabajadoras sexuales son parte de esta y no deben ser excluidas. Hoy en día muchas de nosotras somos parte de juntas escolares de nuestros hijos, lo que años atrás esto hubiese sido imposible.” 

En  la agenda de abogacía de Unidas en la Esperanza está la elaboración de un proyecto de ley sobre el trabajo sexual en Paraguay. “En Paraguay si bien es cierto que el trabajo sexual no se criminaliza, tampoco hay  una ley que nos ampara” comenta Esquivel. Un primer paso es la realización de un mapeo de los marcos regulatorios sobre trabajo sexual en cada municipio en el país y la realización de foros de sensibilización con legisladores para generar compromiso político. 

“Las trabajadoras sexuales nos hemos hecho visibles en diferentes espacios” agrega la Presidenta de Unidas en la Esperanza. La organización ha tenido una importante participación en la elaboración del plan estratégico nacional sobre VIH y Sida de Paraguay, que toma en cuenta las necesidades de las trabajadoras sexuales en cuanto a los servicios de prevención y tratamiento del VIH.

En el país, reconoce Lucy Esquivel, se han logrado importantes avances en la respuesta al VIH. Según datos de ONUSIDA publicados en el 2012, el 95% de trabajadoras sexuales hace uso del condón con sus clientes y el 74% se realiza el testeo. “Sin embargo tenemos deudas pendientes, como fortalecer el trabajo con las parejas de las trabajadoras sexuales sobre el uso del condón y reducir el estigma y la discriminación en las instituciones de salud que limitan el acceso a los servicios para la salud integral”, agrega.  
unes marcha
Diferentes estrategias han sido puestas en marcha con la colaboración de diferentes socios del Estado y la cooperación internacional para facilitar el acceso a los servicios como los consultorios amigables del Ministerio de Salud con horarios flexibles y la clínica móvil financiada por el Fondo Mundial que realiza pruebas y consejería en los diferentes lugares de trabajo. Además la organización Unidas en la Esperanza realiza talleres de sensibilización al personal de salud sobre atención a las trabajadoras sexuales.

“Entendemos que queda mucho por hacer y no vamos a bajar los brazos. Somos una red fuerte, que hoy implementa proyectos y lleva adelante acciones de incidencia. Somos una red de mujeres trabajadoras sexuales para las trabajadoras sexuales y esto nos ha permitido lograr importantes conquistas en la reivindicación de nuestros derechos a una vida libre, sin estigma y discriminación” concluye Lucy Esquivel.

oea lucy

FacebookTwitter